Por Paulina Aguilar hace 5 años

La Facturación Electrónica y la Nube
En la actualidad la homologación de la facturación electrónica trajo la implementación de nuevas modalidades de almacenamiento de este documento y de otra información digital, los cuales provocaron la necesidad de desechar el almacenamiento tradicional que consistía en archiveros físicos, ahora se realiza de forma digital o mejor conocido como en “la nube”. ¿Qué es la nube? Son servidores que están alojados en la red encargados de respaldar cualquier información totalmente en línea, no cuentan con algún especio determinado dentro de la empresa o en su equipo de cómputo, por las funciones tan sencillas el usuario puede accesar a esta información desde cualquier equipo de cómputo con la conexión a internet, debido a la gran demanda de este almacenaje, es necesario que estos mecanismos cumplan las disposiciones que fiscalmente se necesitan para la conservación de la contabilidad. Su evolución histórica Para su mejor comprensión a este tema, es necesario señalar que esto se basa a las disipaciones del Código Fiscal de la Federación (CFF) las cuales establecían antes del 2014. Al efecto, y con vigencia hasta el 31 de diciembre del 2012 del Artículo 28, señala que indica que todos los contribuyentes “llevarán la contabilidad en su domicilio fiscal. Los contribuyentes podrán procesar a través de medios electrónicos, datos e información de su contabilidad en lugar distinto a su domicilio fiscal, sin que por ello se considere que se lleva la contabilidad fuera del domicilio mencionado”. Dicho lo anterior deja claro que toda la documentación electrónica como lo son los CFDI, se podrá llevar de forma físico o virtual, el cual no se considera como incumplimiento al requisito de tener el mismo domicilio. De tal manera el artículo 30 con fecha vigente hace referencia a que todos los documentos con Firma electrónica (FIEL) ó sello digital, serán conservados en base a las reglas establecidas por el Servicio de Administración Tributaria. SAT Las nuevas disposiciones El artículo 28 del Código fiscal de la federación (CFF) en su fracción III sufrió una modificación a partir del 1 de enero del 2014, la cual menciona que toda la documentación de asientos contables o registros comprobatorios deberán estar en el domicilio fiscal del contribuyente, esto no aplica a la documentación digital. También el Artículo 30 establece lo siguiente: “las personas obligadas a llevar contabilidad deberán conservarla a disposición de las autoridades fiscales de conformidad con la fracción III del artículo 28 de este Código”. Tomando en cuenta este articulo nos damos cuenta que no pide que la documentación debe estar disponible en la dirección del contribuyente más sin embargo en la fracción III del artículo 28 es el que obliga que estén disponibles en dicha dirección. También el mismo Artículo 30, en el IV párrafo continúa estableciendo que “los documentos con firma electrónica avanzada (FIEL) o sello digital (CSD), deberán conservarse de conformidad con las reglas de carácter general que al efecto emita el Servicio de Administración Tributaria”. ¿Cuál es la diferencia? 2013: Por disposición se estableció que toda documentación se llevara “en el domicilio fiscal”, por esto mismo se daba la facilidad para llevar la documentación digital . 2014: Esta obligación no menciona que los documentos se lleven en el domicilio del contribuyente, si no que esta documentación esté disponible. Hay una gran diferencia en que la contabilidad se debe llevar en el lugar a que esta se encuentre disponible en el lugar mencionado. La ventaja de llevar toda la documentación a la nube, el contribuyente con solo tener acceso a internet y desde cualquier punto o en su domicilio, esta documentación será disponible y así cumple con la CFF. Almacén Por lo comentado con anterioridad se destaca que la Regla Miscelánea I.2.7.1.1. Dispone que todos los contribuyentes que sean receptores o emisores de facturación electrónica tengan la obligación de hacer el almacenamiento de las mismas en medios electrónicos incluyendo el servicio de la nube Conclusión Como se indicó, al hacer uso de los servicios que se conocen como la nube para el almacenaje de documentos fiscales o comprobantes fiscales que integren el desarrollo de la contabilidad del contribuyente, se está cumpliendo con el requisito que establece la ley siempre y cuando estos movimientos tengan los accesos disponibles en la dirección fiscal.
Artículo creado en:
CFDI
Creado por Redes sociales hace 1 año

Riesgos graves para tu empresa con la nueva reforma fiscal 2020 de Lista Negra del SAT

​Ante los agresivos esquemas de fiscalización actuales y las más aún agresivas sanciones para empresas, socios o representantes que entran en vigor a partir de 2020, no se puede actuar con displi...

Creado por Capacitación hace 1 año

​¿Cuándo debes realizar un CFDI de nómina?

Según la ley tendrías que generar el CFDI de nómina en la fecha en la que se pague el salario; sin embargo, para facilitar el proceso puedes generarlo antes o después de realizar el pago. Si gener...

message